La confianza es mucho más que una virtud social que quisieramos desarrollar; es un impulsor económico fuerte y determinante.

En un ambiente de trabajo con baja confianza, las agendas o motivaciones escondidas de las personas generan desconfianza y, finalmente, impiden hacer las cosas. La comunicación defensiva, especulación y falta de compromiso reducen la productividad y aumentan la frustración. Pero cuando los individuos confían unos en otros, e inspiran confianza en otros, la comunicación mejora y la productividad se acelera ya que la atención es redirigida hacia los objetivos del equipo.

Solución

La práctica de formación de equipos “Trabajar a la Velocidad de la Confianza” para Asociados, ayuda a los individuos a identificar y abordar las brechas de confianza en su propia credibilidad personal y en sus relaciones laborales. Utilizando ejemplos basados en su trabajo actual y enfocándose en problemas del mundo real, los participantes descubren cómo comunicarse de manera transparente con sus compañeros y directivos, mejorar su historial de compromisos cumplidos, centrarse en la mejora interna del “servicio al cliente” con otros que dependen de su trabajo, construir confianza grupal y mucho más.

Acerca de la Práctica

Este taller de capacitación en el desarrollo del liderazgo, “Trabajar a la Velocidad de la Confianza”, está diseñado a ayudar a sus asociados a:

Incrementar la credibilidad personal.

Incrementar la confianza en los interesados clave.

Exhibir comportamientos que incrementen la confianza.

Crear un ambiente de alta confianza que incrementará la creatividad, innovación y un mayor compromiso para alcanzar resultados.