Un cambio real requiere realimentación honesta.

Cuando se disipa la emoción de la capacitación recién recibida, comienza el verdadero trabajo: internalizar los principios de los 7 Hábitos hasta convertirse en una forma instintiva de responder a la vida. El primer paso en este proceso, de evaluar el rendimiento actual, es esencial para la comprensión de la rendición de cuentas y lo que merece la mayor atención. ¿Saben los empleados a qué atenerse con usted? ¿Con los demás?

Solución.

¿Y si pudiera fomentar un entorno que celebra el valor de dar, recibir y responder a la realimentación? El Perfil Benchmark de los 7 Hábitos permite a los empleados evaluarse a si mismos y entre sí. Esta evaluación de 360º reúne información de los principales colaboradores, para ayudar a los individuos obtener una imagen más clara de su rendimiento desde una amplia gama de perspectivas. Incluye reportes individuales y planes de acción para aplicar nuevas habilidades a situaciones y problemas reales.

Acerca del programa.

El Perfil Benchmark de los 7 Hábitos es administrado en tres pasos:

Trabajo previo: El individuo completa una autoevaluación y recibe realimentación de colaboradores de confianza.
Sesión de análisis: Los resultados de la evaluación y la realimentación son revisados en combinación con uno de los talleres básicos de FranklinCovey
Plan de acción: El individuo crea un plan de acción personalizado para implementar los conceptos del taller.

Durante el proceso los participantes aprenderán a:

Enfocarse en los conceptos del taller usando como referencia sus resultados en la evaluación.
Identificar la penetración de sus brechas de desempeño y áreas que necesitan mejoras.
Demostrar la rendición de cuentas mediante la creación de un plan de acción personalizado que combina los conceptos del taller con los resultados de la evaluación.
Seguir su plan de acción para su mejora continua.