Preparese hoy para cubrir las vacantes de los líderes del mañana.

¿Sus empleados con más alto potencial, están listos para liderar?

La actual generación de líderes marcha de manera firme hacia la jubilación; sin embargo, las organizaciones están presionadas por encontrar sustitutos calificados. Las personas talentosas son escasos y los potenciales gerentes que están disponibles para futuros roles de liderazgo solo poseen una experiencia de cinco a 10 años. Una manera de prepararse para esta crisis de liderazgo que se avecina es ayudar a los empleados de primera línea asumir roles más importantes a medida que crecen y se desarrollan en la organización. No sólo se puede hacer frente en el futuro a un éxodo masivo de dirigentes con experiencia, usted es capaz de retener los conocimientos institucionales vitales además de atraer y capacitar a empleados prometedores.

El taller de Fundamentos de Liderazgo prepara líderes emergentes para asumir roles y responsabilidades significativas en el futuro. Los participantes desarrollan habilidades para mejorar su confianza e influencia en sus compañeros y superiores, vincular su trabajo con un propósito de equipo claro y convincente, implementar un sistema para ejecutar sus prioridades más importantes y aprovechar el talento de los compañeros para lograr resultados grandiosos.

“El liderazgo no es algo que se aprende una sola vez y para siempre. Es un patrón de habilidades, talentos e ideas en constante evolución que crecen y cambian al igual que usted”.

—Sheila Murray Bethel

EN ESTA SESIÓN DE TRABAJO, LOS PARTICIPANTES APRENDERÁN A:

Desarrollar confianza e influencia con otros.
Aumentar su influencia con sus pares, colaboradores y superiores, a través de una confianza grandiosa.
Hacer una mayor contribución al equipo, mediante la vinculación de su trabajo a un propósito claro y convincente.
Mejorar la eficiencia, alineando trabajo a los más importantes objetivos del equipo y la organización.
Lograr mejores resultados mediante la implementación de un sistema probado para ser ejecutado en prioridades críticas.
Aumentar las capacidades del equipo, a través de ayudar a los pares y colaboradores a encontrar su voz para ofrecer sus más.